diumenge, 11 d’abril de 2010

Aquella noche...

Aquella noche, por orden de la alcaldesa, se cerraron los cines, los teatros, las discotecas, los bares...

A las 10 de la noche toda la ciudad quedó solitaria, entonces ... empezó a sonar una extraña melodía...